No podíamos dejar escapar hablar de uno de nuestros platos estrella, la provoleta a la brasa. ¿Todavía no sabes qué es? Estamos seguros que la habrás visto salir más de una vez de nuestra cocina, si bien era para ti, porque sabes muy bien que es un bocado obligado, o aterrizando de mesa en mesa. ¡Este plato está al orden del día!

Si odavía no has sido seducido por ella, nosotros vamos a hablarte de ella, de todo su sabor entre las brasas. La provoleta es un queso hilado semiduro, de origen argentino, que se corta en rodajas de un dedo de espesor y se dora en la parrilla. Cuando vengas a Brasapan y estés pensando qué pedir como entrante ¡no puedes dejarla escapar! La provoleta es ideal para acompañar picadas, embutidos y carnes.

La clave de la provoleta a la brasa

La provoleta tiene su truco. La clave es que cuando sale de la parrilla no esté ni demasiado blanda ni demasiado dura, y esto es crucial, ya que es un alimento de difícil manipulación. Debe estar bien colocada entre las brasas para mantener la forma y dorarse al punto para así poder sellar los dibujos cuadrados o rombos sobre su superficie. ¡Esto es una provoleta!

Como siempre, esperamos vuestras fotos con vuestros platos y así las compartiremos en nuestras redes sociales y esta vez ¡le toca a la provoleta!